¿Cómo aprovechar espacio en los baños pequeños?

1.- Coloca un estante encima de la puertaAprovecha ese espacio que se queda entre la puerta del baño y el techo. No recomendamos poner cosas que uses diariamente, por lo alto que se encuentra, pero es perfecto para colocar toallas limpias o el papel higiénico.

2.- Toalleros detrás de la puerta

Cada vez son más las personas que aprovechan la puerta del baño para colgar las toallas y no desaprovechar espacio en las paredes del baño.

3.- Aprovecha las paredes para almacenar

Al no tener toallas colgadas en las paredes, podrás aprovechar y colgar estantes y crear un espacio para almacenar lo que más a mano necesites día a día.

4.-  Aprovecha el espacio sobre el inodoro

Podrás colocar estantes encima del inodoro y aprovechar un espacio que siempre está mal aprovechado. Tendrás todo lo que necesites a mano.

5.- Coloca doble barra en la ducha

Con una barra adicional podrás tendrás todo lo necesario dentro de la ducha sin necesidad de colgar estanterías que se estropean con la humedad. Para colgar cestas en las barras necesitarás los mismos ganchos que usas para colgar la cortina.

 

4 CLAVES PARA DECORAR TU TERRAZA

Aunque estemos en la época más fría del año, nosotros ya estamos pensando en el sol de nuestra terraza o patio. Y por eso, no vamos a dejar para última hora tener un espacio exterior con un toque sofisticado para poder pasar el rato en él. Vamos a darte las claves para sacarle partido a nuestros exteriores:

1.-Lo más importante y primordial es saber de cuánto espacio podemos disponer en nuestro exterior. Esto quiere decir, que tienes que elegir entre tenerlo lleno de plantas o si prefieres aprovechar ese espacio para tener una pequeña mesa para tus reuniones con tus amigos. Si dispones de un espacio amplio, puedes crear diferentes áreas para cada cosa que quieras hacer. Y si por el contrario, dispones de muy poco espacio, no significa renunciar a tener una bonita zona de exterior.

2.- Una vez hayamos decidido qué uso le vamos a dar a nuestro exterior, tenemos que elegir el mobiliario. Empezaremos por los muebles que ocupen el mayor espacio, ya que esto nos va a condicionar que más poder poner en nuestro espacio. Es esencial elegir muebles diseñados para exterior, de lo contrario se estropearán por la luz del sol o la humedad.

3.-El siguiente paso es la decoración del espacio que nos sobre. Dale tu propio toque con distintos elementos de decoración: cojines, velas, cuadros, lo que más te represente. Crea un ambiente con personalidad e incluso temático si es lo que buscas.

4.- Y como no, no pueden faltar plantas en cualquier zona exterior. Coloca algunas macetas que vayan consonante con todo el mobiliario y decoración puestos anteriormente. No tiene por qué ser solo verde, elige flores de colores para aportar vida y alegría. Si ya es poco el espacio que te queda, cuelga del techo o de las paredes las macetas.

Esperamos que estos consejos os sean de gran ayuda para la decoración de vuestros pequeños espacios para poder disfrutar del sol. Entonces, ¿te animas a sacarle el máximo partido a las zonas exteriores de tu casa?

Las últimas tendencias en cocinas

Las tendencias marcan las modas de casi todo hoy en día, incluso nacen modas dentro de nuestras casas, la decoración se queda también obsoleta con el paso del tiempo. Es por eso que queremos traerte las nuevas tendencias para tu cocina:

El color clásico por excelencia en la cocina es el blanco por su aporte de luminosidad y su aspecto de limpieza e higiene. Es un color muy fácil de combinar con todo tipo de materiales en su encimera.

Podemos aportar un toque de elegancia combinando un poco de negro entre tanto blanco, ya sea la encimera, electrodomésticos o el fondo de alguna de las paredes.

Estos años atrás han sido colores muy vistos en cocina el gris oscuro y negro, por poder combinarlos con detalles en metal y crear así un aspecto lujoso y futurista.  También han ganado terreno los colores neutros (blanco, gris, beige…).

Otros colores que se han puesto de moda en estos años han sido los colores vivos, pero no son muchos los que se atreven con este tipo de colores, ya que pasan de moda rápido y pueden llegar a cansar.

El elemento clave en este 2018 para que tu cocina esté a la moda es tener una isla. Según algunas encuestas, más del 70% de los compradores quieren una isla en su cocina. Todos saben que es una buena inversión si vas a reformar tu casa.

Personaliza tu isla según te convenga. Si tu cocina no tiene mucho espacio de almacenamiento, pon cajones o pequeños armarios en ella. Por otro lado, puedes aprovecharla como lugar para comer poniendo unos asientos.

5 PROPÓSITOS PARA MI HOGAR EN 2018

Como cada año, cuando se va acercando el final de año hacemos balance de todo el año anterior y sopesamos lo bueno y lo malo que nos ha pasado. Para intentar que el año que entra nos vaya mejor siempre solemos hacer una lista con unos propósitos. Nosotros queremos traerte unos propósitos para cada una de vuestras casas, para que también mejoren año tras año.

1.- Compra muebles: Sabemos cuantas veces has pensado cambiar algún mueble, o comprar uno nuevo que te hace mucha falta. Pues bien, no lo pienses más y hazlo. Compra todos los utensilios de cocina que te hacen falta en miles de ocasiones y nunca tienes tiempo ir a por ellos a la tienda.

2.- Recicla: no hablamos de la basura, eso lo damos por hecho, queremos que recicles tus muebles. Esa mesilla que no usas en el salón, te vendrá mejor en la habitación. O el banquito que tienes en la cocina te vendría mejor en el patio. Supervisa todo lo que tengas por casa que no uses en ese sitio pero sería genial para darle otro uso.

3.- Limpieza a fondo: este año sí, vas a dejar vacío ese armario de trastos o esa habitación que solo sirve para almacenar cosas. Deja de guardar y empieza a tirar todo lo que no sirva sin sentir ninguna pena o melancolía. De esta forma te quedará un armario o habitación para usarlo de verdad.

4.- Reparaciones: Es muy típico dejar para mañana lo que no quieres hacer hoy, pero ya es hora de que arregles todo lo que tienes roto y que cambies esa bombilla que lleva fundida meses. Repara tu casa y no dejes que nadie encuentre desperfectos cada vez que tengas visita.

5.- Hazlo tú mismo: No gastes dinero para que alguien haga tu trabajo, nadie sabe mejor que tú cómo te gustaría tener tu propia casa.  Pinta las paredes a tu gusto, arregla el jardín a tu manera, coloca los muebles de la manera más cómoda para ti y los tuyos.

¿Cumplirás cada propósito en este año que entra? o ¿lo volverás a dejar para otro año?

Llena tu casa de Navidad

– En el Salón: La mejor manera de obtener luz de fiestas en el salón es eligiendo muebles con superficie de espejo o metal. No te proponemos cambiar todo el mobiliario del salón, pero sí cambiar alguna lámpara con este tipo de material que refleje la luz. Otra aportación luminosa es colorar espejos con marcos en oro o bronce que dará un toque sofisticado a la habitación.

– Árbol de Navidad: No hay nada más navideño que un árbol bien decorado. Pero este año para obtener ese destello que queremos que impresione a los demás te proponemos envolver tus regalos con papel de color plata, cobre o con acabados brillantes.

– En el comedor: Los colores de fiesta por antonomasia son el gris y dorado. Con ellos podremos escenificar una gran mesa en estas Navidades. Juega con estos colores también para combinar cojines o el mantel. Crea centros de mesa con arreglos florales de hojas secas y pintalos del color de tus platos o servilletas.

– Sobre la mesa: No es tan importante el mantel como los pequeños detalles encima de la mesa. Detalles como la vajilla, velas o como deciamos antes el centro de mesa.

-Trabajo en Navidad: Si dispones de tu propio despacho en casa, no pierdas el espíritu navideño cuando te encierres en él. Cuelga un póster navideño o la silueta de un árbol en la pared. Pon una guirnalda luminosa o cuelga las tarjetas navideñas que te van llegando.

-En los dormitorios: Coloca coronas de adviento en las puertas o un calcetín de Papa Noel en el tirador. Siempre puedes poner guirnaldas por encima de la cama o ambientar el dormitorio con cojines navideños.

5 CONSEJOS PARA QUE UN DORMITORIO SE VEA MÁS GRANDE

El dormitorio es una parte clave del hogar y aunque no vamos a ponernos a cambiarla cada temporada, si es cierto que a veces, con algunos pequeños cambios, podemos conseguir renovarla y darle un aire más actual. No todos disponemos de un dormitorio ubicado en un espacio con muchos metros cuadrados. Sin embargo, existen algunos recursos con los que tu pequeña habitación parecerá un sitio muy espacioso.

1.- Muebles, los imprescindibles: En un dormitorio pequeño no se debe usar más de lo esencial para decorar. Así aprovechamos mejor el espacio y se creará una mayor sensación de amplitud. Para no limitar el espacio del que disponemos, no debemos apoyar los muebles en las paredes para crear más sensación de espacio abierto.

2.- La importancia de la iluminación: Lo ideal, como para cada habitación, es la luz natural dejandola entrar por una gran ventana. Pero como ya hemos dicho, nuestra habitación es pequeña, por lo que suponemos que tampoco tiene un gran foco de luz natural. No debemos usar una sola luz artificial en el centro del techo, sino que debemos crear diferentes focos de luz por toda la habitación. Si nuestra habitación es de colores cálidos la luz debe ser blanca, y si las paredes son blancas la luz debe ser amarilla.

3.- Espejito, espejito: Los espejos nos ayudan con su reflejo a crear más luz y a agrandar aún más los espacios. Lo ideal para decorar con espejos es colocarlo frente a ventanas o puertas para reflejar más luz natural.

4.- Color de las paredes: Nunca jamás uses colores oscuros para una habitación pequeña, ya que parecerá aún más pequeña. Siempre elige colores claros. Los mejores colores que puedes usar son: blanco, crema, gris claro, celeste o rosa pastel.

5.- Pocos accesorios: Si ya decíamos que muebles los necesarios, no empecemos a usar accesorios de decoración a lo loco. Los accesorios que sean imprescindibles para tu habitación combínalos muy bien para crear armonía de color entre muebles y accesorios.

¿Quién no ha soñado con tener un tocador?

De pequeñas, todas las niñas soñábamos con tener nuestro propio tocador al puro estilo de Hollywood, con su gran espejo delante, sus luces alrededor y toda la mesa llena de pinturas y complementos solo para ti.

Pues bien, ya te has hecho mayor y te das cuenta de que puedes tener tu propio tocador en tu dormitorio o en tu vestidor, ahora solo falta elegir qué estilo es el más adecuado para tu decoración.

Sencillo y discreto

Cuanto más minimalistas sean los muebles, más desapercibido pasará tu tocador. Una mesa lisa, sin detalles ni cajones, una silla de madera y un espejo sin marco… es todo lo que necesitas para tener tu ansiado tocador. Si la sencillez es lo que va contigo, no necesitarás nada ostentoso para colocar tus pinturas o complementos.

Extravagante

Al contrario que antes, si lo que te gusta es llamar la atención y estás deseando que tu tocador se vea a lo lejos que es de una persona extravagante, debes de elegir unos muebles que encajen con tu personalidad.  Una gran mesa con grandes cajones y tiradores, una silla a cual trono de reina y un gran espejo con un marco que llame bien la atención.

Al más puro estilo de Hollywood

Esta opción es la tuya si lo que quieres es un tocador como los de los camerinos que veías en las películas. Lo imprescindible si quieres tener este tipo de tocador, son las luces alrededor del espejo. No hace falta tener la mesa tan desordenada como las que veíamos en la gran pantalla.

Recicla espacio

Si no tienes mucho espacio libre en tu dormitorio, aprovecha las esquinas y cruza una tabla para convertirla en tu tocador, coloca un espejo que abarque toda la esquina y coloca un pequeño banco que puedas guardar debajo de tu mesa cuando termines.

Cuéntanos cómo sería tu tocador ideal o cómo es el tuyo si ya lo tienes.

Cosas que te encantan en decoración a partir de los 40

Maduras y te das cuenta de que te encuentras en el mejor momento de tu vida. La seguridad en ti mismo ya está afianzada y conoces todo aquello que te sienta mejor. ¿Cómo se traduce todo esto en tu casa?

Has comprendido el secreto y la naturaleza de tantas cosas, que tienes muy claro lo que te sienta mejor a ti y a tus alrededores, es por esto que sabes perfectamente lo que le viene mejor a cada rincón de tu casa. Ya no te vale con compartir un piso molón como cuando tenías 20 años, ni conformarte con cualquier cosa con tal de independizarte con tu pareja, ahora tienes muy claro lo que quieres en tu casa.

1.- Los colores no son lo esencial

Siempre has pensado que la mezcla de muchos colores te encantaba, hasta que vas dándote cuenta de que cada casa que ves en revistas de decoración, esa en la que no te importaría vivir, no predominan muchos colores. Tienes que buscar un color dominante y a ser posible suave y combinarlo con detalles de otro color secundario.

2.- Solo un toque especial, no más de uno

Al fin has comprendido que no puedes cargar tu casa de detalles para llamar la atención, porque terminarán por no hacerlo. En cambio, si solo usas un detalle en cada estancia, toda la atención será para ese detalle.

3.- Un básico infalible

Al igual que posees en tu armario prendas muy básicas que sabes que te quedan como un guante, debes saber que esto pasará también en la decoración de tu casa. Hay un básico del que no te vas a desprender nunca, por lo que debes saber elegir bien.  Y te preguntarás ¿cuáles son esos básicos? Pues está la ducha, el sofá, la cama… en cada habitación encontrarás un básico.

4.- El complemento perfecto

Al igual que te decíamos que tienes tus prendas básicas favoritas, también tienes los complementos perfectos para cada ocasión. En el salón, los cojines te ayudarán a renovarte sin tener que cambiar el sofá. También sirven para renovar tu cama, pero sin excederte en el número de cojines.

5.- Experimenta

Pero ya no experimentas a lo loco. Solo experimentas en un espacio pequeño y teniendo la seguridad de que lo que coloques en ese rincón se convertirá en imprescindible para ti.

6.- Natural como la vida misma

Sabemos que con la edad te cuidas más, has cambiado tu dieta por una más saludable y procuras hacer ejercicio.  Por lo que sabemos que en tu casa también empezarás a buscar lo más natural y dejarás de lado lo artificial. Dosis mínimas de poliéster y bienvenidos algodón, lino, lanas…

7.- Decoraciones terapéuticas

Has encontrado una actividad para el estrés. Pintas muebles o te dedicas al punto para la decoración del hogar. Has visto que las cosas bonitas te dan la felicidad y más si te sabes que lo has hecho tú mismo.

8.- El espejo es esencial

Aquí el tamaño sí importa. Sabes que ya no te vale un pequeño espejo en cualquier rincón, ahora lo que necesitas es un gran espejo y en una zona donde puedas verte cada mañana tal como eres y saber que te gustas así.

9.- Los clásicos ya no te dan pereza

Has descubierto que lo antiguo ennoblece tu casa. Cada vez estás más a favor de una manta a cuadros o una lámpara señorial, sí a todo lo antiguo y vintage. Convierte tesoros de tu familia en parte de tu casa.

10.- Tu propio rincón

Te mereces tu propio espacio, sólo para ti. Tu escritorio, tu vestidor, tus libros encima de una mesilla… son tu manera de desconectar y de sentirte feliz en tu mundo.

Y tú, ¿tienes claro a tu edad lo que te gusta en casa?

 

 

 

15 trucos para mantener tu casa siempre limpia y ordenada

1. Haz la cama todas las mañanas
De este modo, aunque llegues tarde y cansado o cansada del trabajo, disfrutarás siempre de un dormitorio ordenado y acogedor.

2. Haz más de una cosa a la vez
Mientras el café se hace o el microondas termina de calentar la comida, aprovecha y friega las sartenes o guarda el lavaplatos. Así te cundirá más el tiempo y tendrás tu cocina ordenada.

3. No pierdas el tiempo haciendo la compra
Ten siempre una lista de lo necesario. Aprovecha y para a comprar algunos productos de camino del trabajo a casa y así no perderás tiempo el fin de semana yendo de compras.

4. No acumules papeles en casa
Si has leído ese periódico o esos folletos que te llegan a casa y no te interesan, tíralos a la basura y no hagas una pila con ellos.

5. Ordena los cables 
Una madeja de cables sin ordenar hará que el espacio se vea desorganizado. ¿Solución? En cuanto te sientes en el escritorio, aprovecha para guardar en un cajón cables y cargadores.

6. Guarda tus aparatos electrónicos juntos
Destina un rincón para todos tus aparatos: cámara de fotos, portátil, Tablet… así se verá todo más organizado.

7. Al llegar a casa, cada cosa en su sitio
Te recomendamos que tengas un perchero en la entrada de casa, así cuando llegues podrás soltar allí tu bolso y no en cualquier sitio del que tendrás que quitarlo tarde o temprano.

8. Limpia el polvo entre tareas
Mientras se calienta la plancha o esperas a que empiece la película o tu serie favorita, puedes repasar algunos estantes, los marcos de puertas o ventanas y mesas o escritorios.

9. Utiliza cestas para organizar
Usa cajas decoradas o cestas de mimbre para esconder objetos que no sirvan y haz limpieza una vez en semana.

10. Limpia y ordena mientras cocinas
No dejes todo por medio cuando cocinas. Guarda cada bote que ya no te sirva, limpia cada superficie que manches en el momento, así conseguirás una cocina más limpia y ordenada.

11. Ordena la nevera y despensa
Inventa tus propias categorías organizando el interior como más fácil te resulte. Todas las verduras juntas, toda la pasta junta… así se hará más fácil saber qué falta en tu despensa o nevera cada semana.

12. Aprovecha para limpiar el interior de la bañera mientras te duchas
No esperamos que dejes de disfrutar de tus ratos de placer; simplemente, limpia por encima los rincones de difícil accesoy conseguirás mantener el cuarto de baño reluciente por más tiempo.

13. No dejes las toallas en otro sitio 
Acostúmbrate a colgar las toallas es su sitio cada vez que te secas. Un gesto tan fácil hará de tu baño un sitio ordenado y sin caos.

14. Orden en tus productos de belleza 
Si sigues algún ritual de belleza a alguna hora, aprovecha en ese mismo momento y organiza todos tus productos. Nunca compres más de lo necesario, ni botes que no vas a usar. ¡Terminarás llenando todo el baño de productos que no usas!

15. Elige tu ropa antes de ir a dormir
Evitarás desordenar el armario buscando alguna prenda concreta que, con las prisas de la mañana, no encuentras.

Y tú, ¿qué haces para mantener tu casa limpia y ordenada sin perder mucho tiempo?

 

10 frentes perfectos para tu cocina

El revestimiento de nuestra cocina condiciona el look entero de nuestra cocina. Te traemos diferentes opciones para acertar.

Lo que conocemos cono frente o antepecho es la baza principal a la hora de decorar el espacio de la cocina. El material que elegimos da ese toque a tu cocina para que pertenezca a un estilo u otro: vidrio, cerámica, cristal, madera, etc. Analizamos 10 cocinas y te contamos qué ganas con cada una de las opciones.

1.- Cerámica

Fácil de limpiar y resistente, a menudo se usa en la pared que dejan libre los muebles bajos. A nosotros nos encanta la cerámica metro, que toma su nombre de la baldosa típica del metro de Nueva York. Combina a la perfección con madera para nuestras encimeras o muebles.

2.- Superficies a juego con la encimera

Se trata de combinar colores de muebles, encimeras, paredes, etc. Nuestro consejo usar colores como blanco, gris y negro para combinar toda nuestra cocina. Puedes darle un toque de color con una lámpara de algún color que resalte, como rojo.

3.- Da calidez con tejidos a juego con la madera

La madera es rústica y a la vez moderna. Reviste las paredes con una tela en tono de piedra que combine con la madera de tus muebles. Decora tu cocina con cuadros propios para esta decoración. Coloca el mismo revestimiento por toda la estancia y tendrás una cocina uniforme.

4.- Papel pintado

Si en nuesrta cocina lo que predomina es el blanco y la madera en los muebles bajos, podemos cubrir la parte de arriba de los muebles bajos de un papel estampado. El color verde es ideal para esta decoración, recordándonos a las verduras que cocinamos. Cuidado con coger un papel demasiado vistoso, podemos cansarnos pronto de él.

5.- Pared desnuda

Conseguiremos una cocina minimalista con paredes en blanco, dando un toque zen a la estancia. Combina con muebles de acero inoxidable.

6.- Piedra vista para realzar

Crearemos con la piedra un ambiente rural combinado con la modernidad de la cocina. A este tipo de cocinas le viene bien vigas de madera en el techo para realzar más su estilo rústico. Decora tu cocina con un toque retro en tus cuadros y una alfombra acorde a esa decoración.

7.- Madera

. El antepecho de tu cocina debe ir  recubierto de madera. No debes preocuparte por usarlo encima del fregadero, ya que cada vez son más resistentes al agua. Las vigas son un elemento perfecto para una cocina americana, uniendo todo el espacio con tu cocina a través de esta estructura

8.- Acero inoxidable

A menudo se escoge para la parte posterior este material por su resistencia y por ser más limpio. Combina tus muebles blancos con el frente de acero inoxidable. Decora con algo del mismo material, ya sea un pequeño estante o algún banco para tu encimera.

9.- Cristal

Si tu cocina es abierta, puedes usar el cristal como separación. Aportas luminosidad con la entrada de luz natural y consigues crear un ambiente pulcro.

10.- Cerámica y cristal

Coloca una ventana encima de los muebles bajos y dará la sensación de apertura y amplitud. La pared la revestiremos de cerámica. Podemos usar mosaicos de colores vivos y revestir a conjunto la isla de la cocina si la tenemos.